¿Llevas un estilo de vida saludable?

¿Qué hábitos practicas?

¿Sabes cómo funciona tu organismo?

Tu cuerpo constituye una extensa comunidad de vida celular. Comprender cómo funciona este microcosmos celular, cómo interactúa con su entorno, satisface sus necesidades vitales y preserva su medio ambiente, es la mejor manera de optimizar el tiempo y la energía que dedicas a cuidarte.

Se estima que hay alrededor de 37 billones de células en nuestro cuerpo, acompañadas por un número aún mayor de microorganismos más pequeños, como bacterias, virus y hongos. Todos ellos son seres vivos que colaboran entre sí, tomando sus propias decisiones, viviendo en comunidades que conforman los órganos y tejidos de nuestro organismo. Similar a cómo un hormiguero es el hogar de las hormigas, podríamos denominar a nuestro cuerpo como un «celulero», un vasto hormiguero con piernas. ¡Las células tienen la suerte de tener un hogar móvil que optimiza al máximo la energía que invierten en buscar alimento y un entorno saludable!.

Como ves, la pregunta ¿Quién soy yo? adquiere un nuevo significado a la vista de todo lo anterior. Y lo mismo ocurre con cuidarse, ¿o en realidad deberíamos decir cuidarlas a ellas (a nuestras células)?.

El impacto de adoptar hábitos de vida saludable en la esperanza de vida se ha demostrado significativo, según el estudio «Impact of healthy lifestyle factors on life expectancies in the US population», publicado en 2018.

El estudio, que monitorizó a más de 123.000 personas en los Estados Unidos durante 30 años, revela que las mujeres pueden aumentar su esperanza de vida hasta catorce años más, mientras que los hombres pueden lograr hasta doce años adicionales. Además, se observa una correlación positiva entre la práctica de hábitos saludables a lo largo del tiempo y el incremento proporcional en la expectativa de vida.

RECURSOS PARA PROFUNDIZAR