¿Qué es envejecer y qué significa a nivel celular?

¿Cómo puedes facilitar la adopción de unos hábitos anti-aging?

En esta serie de tres capítulos te presentamos el estado de la ciencia en la comprensión de los procesos del envejecimiento saludable. Conoce también el conjunto de hábitos saludables que te permitirán envejecer con salud.

Según algunos investigadores hay tres oleadas de envejecimiento. La primera tiene lugar alrededor de los 34 años, cuando acontecen algunas alteraciones; la segunda a los 60 años, cuando se produce un deterioro físico y cognitivo; y la tercera alrededor de los 78 años, en que los órganos comienzan a presentar fallos.

    En realidad, el envejecimiento es un cúmulo de alteraciones que se van dando en la comunidad celular de tu cuerpo. Es un proceso multifactorial que abarca diferentes causas, en el que hoy en día se está invirtiendo muchísimo dinero con la finalidad de entenderlo y revertirlo para poder envejecer con salud, e incluso curarlo como si fuera una enfermedad.

    Las principales causas del envejecimiento sobre las cuales se está investigando en la búsqueda de soluciones son:

    • La inestabilidad genómica, que son los daños y mutaciones que se producen en los genes.
    • El acortamiento de los telómeros, que son un extremo de los cromosomas que se va reduciendo durante las duplicaciones celulares.
    • Las alteraciones epigenéticas por la exposición al ambiente, que hacen a las células menos flexibles y adaptativas.
    • La pérdida de la proteostasis o equilibrio de las proteínas, que comienzan a no descomponerse adecuadamente y se acumulan.
    • La senescencia celular, que induce a la no duplicación celular y, con el tiempo, conduce a la acumulación de células no duplicadas.
    • El mal funcionamiento de las mitocondrias -las fábricas de energía de las células-, que con el tiempo se van estropeando.
    • Fallos en la señalización celular, que impiden la correcta comunicación entre las células.
    • Cambios en el microbioma, que parece que con la edad se hace menos variado y con mayor población de microbios agresivos.
    • El agotamiento de las células madre de los tejidos, que dejan de cumplir su función regeneradora.
    • El mal funcionamiento del sistema inmunitario, que se vuelve menos eficaz y llega a atacar el propio cuerpo.
    • La pérdida de neuronas inhibitorias en el cerebro, que da lugar a una sincronía excesiva entre regiones cerebrales.

    RECURSOS PARA PROFUNDIZAR