¿Cuál es el sentido que te permite sentir tus órganos internos e identificar los diferentes estados emocionales?

¿Cómo mejorar la percepción de ti mism@?

La interocepción es un proceso continuo que acompaña cada decisión o acción, integrando la información proveniente del resto de los sentidos del cuerpo. Llevar la atención al cuerpo te ayuda a vivir en tiempo real.

Tus órganos, músculos o piel proporcionan información continua a tu cerebro. Esa información puede ser tanto de estados internos como el dolor, la temperatura, el picor o la excitación sexual, o a estados emocionales. Estamos tranquilos, nerviosos, tristes… Este es el proceso de la interocepción; su significado, el sentir que tienes en el cuerpo. Es continuo, no para nunca, de hecho, integra el resto de los sentidos en una percepción general que tu cerebro interpreta en función de sus experiencias anteriores y que da como resultado la sensación general de ti mismo.

Pongamos un ejemplo para ilustrar con mayor claridad qué es la interocepción. Cuando ves una fotografía, tu cerebro predice automáticamente qué es lo que siente para tomar una acción. Es un tema extremadamente importante porque va a determinar nuestras acciones y decisiones futuras, lo cual nos permite ajustar nuestra respuesta al máximo posible. Esa interpretación de las sensaciones nos permite crearnos un futuro mejor.

 

¿Cómo puedes mejorar tu interocepción? Ejercita tu cuerpo y acuérdate de sentirlo a lo largo del día; un buen momento puede ser cuando estás viendo una serie. Además, muévelo: haz deporte, baila, estírate cuando estés trabajando. Y practica mindfulness, que precisamente consiste en llevar la atención al cuerpo y observar las sensaciones sin juzgarlas. Según diversos estudios científicos, el mindfulness ayuda a desarrollar las redes neuronales que tienen relación con todo este sistema, y todo indica que con tan solo unas pocas semanas de meditación es posible generar cambios importantes y duraderos en cuanto a la forma de sentirnos.

RECURSOS PARA PROFUNDIZAR